RECETA DE CRÉME BRÛLÉE

La mejor receta de Créme Brûlée fuera de Francia. Ya no tienes que buscar la mejor receta de créme brûlée, ya la encontraste y es la perfecta elaboración. En araceliconty.com comparto contigo mis preparaciones. Para que como en esta receta clásica francesa, de la que tenemos referencias desde 1691, aquí la créma brûlée te resultará fácil realizarla y que te salga como a un auténtico profesional.

Una vez realices esta creme brûlée, descubrirás lo sencillo que te resultará elaborar postres dulces sin complicaciones, que te permitirá realizar elaboraciones similares, como la receta del flan, así que luego te podrás atrever hacer otras elaboraciones como la crema inglesa para hacer un estupendo helado o acompañar a pastelillos como salsa o natillas o la crema pastelera  con sus variantes de café, crema pastelera de frutos secos, etc. Estas créme brûlée  serán la guinda final de un menú, con el que sorprenderás, por la sutileza y cremosidad de la receta. No te olvides que necesitaras de una pala de quemar caramelo o un  tostador o soplete para quemar un poco de azúcar en la superficie, que le dará el contraste crujiente a este irresistible postre, muy parecido a nuestra crema catalana. Aquí tienes la mejor crema pastelera que encontrarás en internet

Materiales y herramientas para preparar una créme brûlée

1 Baño María

1 Horno

1 Cazo alto

1 Varillas

1 Soplete o pala de quemar

2 boles o barreños

12 Cocoteras

Igredientes para elaborar una crema pastelera tradicional

  • 200 g de leche entera
  • 100 g de yemas de huevo
  • 75 g de azúcar
  • 250 g de nata
  • Aromas: Canela en rama, cáscara de cítricos al gusto

Decoración

  • 100 g azúcar o azúcar moreno para tostar

Cómo hacer una créme brûlée de una forma sencilla

  1. Ponemos a hervir la leche con la nata y los aromas
  2. Encendemos el horno a 180ºC y preperamos un baño maría
  3. En otro bol batimos las yemas junto con el azúcar e incorporamos la leche y nata hervida, colándola.
  4. Rellenamos unos recipientes llamados cocoteras o cazuelitas refractarias
  5. Mantenemos en un horno dentro del baño María, colocando un papel en el fondo para que no entre en contacto con el metal del baño maría y no salgan burbujas en la elaboración
  6.  Horneamos durante 50 minutos (si empezara a hervir agragamos algún cubito de hielo o un poco de agua fría)
  7.  Una vez fríos o ligeramente templados y en el momento de servirlo, espolvoreamos la superficie con azúcar que puede ser morena y tostaremos con un soplete de cocina.