“El dulce” juega un papel muy importante que en todas las esferas, reuniones, comidas, como lazo de unión en las relaciones humanas, ya sea como regalo, detalle, atención o por su presencia en las celebraciones, en las fechas destacadas, ameniza fiestas, bautizos, primeras comuniones, bodas, cumpleaños, festejos y no hay nada tan satisfactorio como crear un postre o una obra de arte dulce por nosotros mismos.

Esta web nace por la falta de formación que existe sobre las bases de pastelería, y animada por mis amigos, compañeros y alumnos, para enseñar este oficio, con las explicaciones precisas, sobre los utensilios necesarios, su uso, materias primas necesarias, recetas básicas, con la idea de facilitar a los jóvenes, amas de casa, amantes del dulce y en definitiva dirigida a todos aquellos que se consideran aprendices y a los que quieran formarse en la cocina dulce o para que sirva de recuerdo o repaso a los más expertos, a los que invito a participar para llenar de contenido todos esos aspectos que aún están vacíos y que se irán completando día a día.

Para emprender este camino de aprendizaje, es necesario que inicialmente los conocimientos sean teóricos, pero con intención de realizar talleres prácticos o practicar en casa. Se pretende formar en todos los aspectos de la pastelería, repostería, confitería, panadería, bollería, caramelo, chocolate, investigación dulce, desde las bases de nuestro oficio, hasta las innovaciones más revolucionarias, sin olvidarnos de las recetas de siempre, incluso las ya olvidadas, siempre desde un punto de vista práctico.

Se pretende realizar paso a paso, con dulzura, suavidad, con cariño, pero sin olvidarnos de la “cualidad dulce”que resulta placentera, ya que cuando consumimos cualquier cosa dulce es un  momento en el que nuestro cuerpo siente placer, se siente bien o está en una situación agradable, nuestro cerebro libera “dopamina“.

Pero ¡cuidado!, el cerebro quiere que este comportamiento de “goce”, se refuerce y se repita comiendo dulces. Pero no debes pasarte, ya que, si los consumes convulsivamente o en demasía, no segregamos esa dopamina, el cuerpo, cambia, es como si enfermara, el cerebro estará ansioso por consumir dulces y la reacción de placer del cerebro, pasará a ser una adicción, el cerebro quiere energía y si es un azúcar múltiple con mucha glucosa mejor, ya que se disparará el nivel de azúcar en sangre y el cerebro segregará con rapidez serotonina “la hormona de la felicidad”.

¡Si quieres sentir placer con el dulce, hazlo agradando al paladar, “dulcemente”, despacio, con control y voluntad, y aprenderás este oficio goloso!.