Leche de almendra

La leche o bebida de almendra es un alimento líquido elaborado a partir de almendras molidas o pasta de almendras y agua, utilizada como bebida e ingrediente en recetas de cocina

Propiedades

  • Baja el colesterol malo: La proteína amandina, presente en esta bebida, parece tener efectos hipocolesterolemiantes, es decir, ayuda a bajar los niveles de colesterol en la sangre preservando la salud del aparato circulatorio, manteniendo libres las paredes de las arterias.
  • Actividad antioxidante: La vitamina E (tocoferol) es una sustancia que funciona como antioxidante, es decir, contrarresta los efectos de los radicales libres que son responsables de los daños en las células y del envejecimiento. Además, condumir estos antioxidantes a través de la dieta ayuda a evitar distintos tipos de tumor.
  • Excelente para el intestino: Gracias a que son ricas en fibra, las almendras tienen un pequeño efecto laxante y, según algunos estudios, debido a ello, puede ayudar a regular el tránsito intestinal y a eliminar las toxinas que produce nuestro organismo. Otros estudios sostienen que la bebida de almendras puede ser útil para patologías gastrointestinales como la colitis, diarrea y gastritis.
  • Apta para celíacosEs un producto vegetal totalmente libre de gluten, por lo que es apta para personas que sufre esta enfermedad. Te ahorrarás problemas con el gluten.
  • Válida para intolerantes a la lactosa: Como todas las leches vegetales, la leche de almendra tampoco contiene lactosa, por lo las personas intolerantes a esta proteína la pueden tomar.
  • Buena para el crecimiento: Su aporte de calcio ayuda a fortalecer los huesos, por lo que es uno de los alimentos recomendables para que se tomen en la niñez.
  • Ayudan en la producción de leche

Poner a remojo 250g de almendras con el triple de agua

Lavarlas después de 12 horas eliminando el agua de remojo

Triturar con 1 litro de agua

Colar por una estameña o bolsa de leches vegetales

Conservar en nevera durante una semana