Batidora (KitchenAid o Kenwood Chef)

Batidora (KitchenAid o Kenwood Chef)

Definición

Aparato multiuso de pequeño formato, destinado a batir, mezclar o amasar ali­mentos para diferentes elaboraciones, tanto a nivel doméstico como a nivel profesional, cuando se necesitan pequeñas cantidades.

Historia y transcendencia

La batidora eléctrica fue patentada en 1908 como aparato para amasar por Herbert Johnson, un ingeniero de la Hobart Manufacturing Company. En 1919, la Hobart, que ha­bía pasado a llamarse comercialmente KitchenAid, fabricaba en Ohio la ba­tidora doméstica de sobremesa para triturar y batir todo tipo de productos.

El primer procesador de alimentos doméstico que llega a los hogares después de la II Guerra Mundial, mo­mento en el que se inicia el proceso de incorporación de la mujer al trabajo fuera del hogar, fue la Kenwood Chef, comercializada en Gran Bretaña en 1950 por Kenneth Maynard Wood como aparato multiusos capaz de ofrecer multitud de soluciones técni­cas en la cocina.

Descripción

Fabricadas habitualmente en acero inoxidable, suelen constar de tres partes:

  • Cuerpo: en el que se encuentran los mandos como son el regulador de velocidad, los anclajes y si los lleva los reguladores de temperatura, temporalizadores, etc.
  • Bol: Normalmente de acero inoxidable y con una capacidad de trabajo de 2 a 3 litros.
  • Complementos: Suelen contar con tres tipos de accesorios:

Mariposa/Pala: Para amasar masas tipo quebradas, galletas, etc

Varillas/Batidora: Para montar masas ba­tidas tipo bizcocho, claras de huevo, nata o elabo­raciones aireadas con proteínas.

Rabo de cochino/ Gancho: para la preparación de masas de pan y similares.

Además de estas tres funciones bá­sicas, pueden disponer de una gran cantidad de accesorios dependiendo de la marca y el modelo: cortador de verduras, procesador de alimentos, picadora de carne, rodillo para estirar masas, etc.

Utilización

Su manejo puede variar en función de la marca y el modelo, pero en todos los casos el proceso es muy similar:

  1. Levantar el cabezal móvil de la bati­dora y encajar en la base el bol con el producto a trabajar.
  2. Acoplar el accesorio apropiado, gi­rándolo hasta notar que se adapta y queda perfectamente anclado.
  3. Bajar el cabezal móvil de forma que la pala entre en contacto con el pro­ducto/elaboración.
  4. Accionar el encendido a la veloci­dad deseada.
  5. Bajar el producto que quede pegado al batidor para que se mezcle bien

Aplicaciones culinarias

Permite llevar a cabo tres funciones de­pendiendo del accesorio empleado:

  • MARIPOSA/PALA: para hacer todo tipo de mez­clas cremosas o semilíquidas (bases de cakes, trufas cocidas, mazapán…)
  • VARILLA/BATIDOR: para batir huevos, montar claras o elaborar masas batidas (biz­cochos, magdalenas, financiers…), montar nata, cremas o trufas cocidas.
  • RABO DE COCHINO/GANCHO: Para amasar todo tipo de masas fermentadas y bizcochería, como pan, masa de pizza, brioches, hojaldre, cruasanes, etc.

Observaciones Recomendaciones:

  1. Antes de batir claras de huevo, hay que comprobar que el bol esté lim­pio y seco.
  2. Asegurar la limpieza del bol para evitar olores previos que puedan estropear las elaboraciones.
  3. No sobrepasar nunca el nivel máxi­mo de capacidad del bol.
  4. Trabajar con la tapa del bol para evitar posibles salpicaduras.
  5. Se requiere un volumen mínimo para que la batidora trabaje correc­tamente, normalmente unos 250 g de producto.
  6. Con volúmenes inferiores, siempre se puede levantar un poco el bol con una cuña de papel, teniendo en cuenta que no es un procedimiento correcto y que puede llegar a estro­pear el aparato si se hace de forma habitual.
  7. Es imprescindible asegurarse de la correcta fijación del bol antes de comenzar a trabajar.
  8. Cuando se emulsione con el ba­tidor, es recomendable trabajar a media potencia, ya que cuánto más enérgico es el batido, más grande es el alveolo y por lo tanto la emul­sión resulta menos estable.
  9. Algunos modelos incorporan com­plementos para aplicaciones diver­sas, como picadora, vaso america­no o accesorio para elaborar pasta fresca.

Problemática:

  1. No situar el aparato en el borde de la encimera, ya que las vibraciones propias del motor pueden despla­zarlo y hacer que caiga al suelo.
  1. Las masas excesivamente grasas pueden pegarse a las paredes del bol al ser trabajadas. En este caso puede aplicarse calor con un sople­te o con un bol de agua caliente.
  2. Es frecuente que se desprenda al­guna varilla del accesorio batidor, hecho perceptible por el ruido que hace al golpear las paredes del bol. Aunque puede volver a colocarse, lo mejor es quitar el accesorio com­pleto. Para evitar que esto suceda, es muy importante manipular con cuidado las varillas, especialmente al limpiarlas.
  3. Deben evitarse los golpes en el bol de acero inoxidable, ya que puede abollarse y en ese caso los acceso­rios arañarían las paredes.

Limpieza

Apagar y desconectar siempre el apa­rato antes de la limpieza.

Cuándo: después de cada utilización.

Cómo:

  • Limpiaremos la parte mecánica del aparato con cuidado de no mojar el interruptor y el enchufe. Se insistirá especialmente en la parte más cer­cana al bol, ya que es allí donde se concentra más suciedad.
  • No utilizar productos abrasivos, ni sumergir el aparato en el agua.
  • Podemos lavar los bols y los acceso­rios a mano o en el lavavajillas.

A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  Ñ  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z