MONA DE PASCUA, TORRIJAS, BUÑUELOS DE VIENTO, HUEVOS DE CHOCOLATE

Tradicionalmente el padrino regala la mona a su ahijado el Domingo de Pascua, después de misa. Este alimento es propio del lunes de Pascua, y la costumbre de hacer una salida al campo para comerlo en familia ha acabado dando nombre al día, que para muchos es «el día de la mona». Pero también comemos desde las torrijas tradicionales y de mil sabores (de cava, de café, de vino tinto, rellenas de crema, caramelizadas…), leche frita, los crujientes pestiños con miel, buñuelos de viento rellenos de cosas más que ricas, monas de Pascua, los panquemados para desayunar, las filloas gallegas o los frixuelos asturianos, huevos de chocolate… podría seguir así otro párrafo más y seguro que me quedaba alguno.